Oswaldo Báez, El chino de Caricuao

La música es un camino bello y armónico, quien decide entregarse a los placeres que brinda el ser músico está condenado, de alguna manera, a nunca renunciar a ellos. No se trata de una profesión nada sencilla, quien decide dedicarse a la música sabe que se requiere puntualidad, compromiso, disciplina y entrega total.
Oswaldo Báez, nace en Caracas el 10 de diciembre de 1963, comenzó su camino musical en el año 1979 en el departamento de cultura del liceo Caricuao donde estudiaba, y desde entonces la música ha sido parte inherente de su vida. Actualmente forma parte de la Agrupación Ronda gaitera y comparte con otras agrupaciones musicales.

Con más de 37 años cantando profesionalmente y, dedicando su cantar al sentimiento nacional venezolano, Báez nos abre su corazón, y nos habla de sus inicios en el camino musical.

¿Cómo fueron tus inicios?
Empecé en el año 1979 en el departamento de cultura del Liceo Caricuao, al principio con el un grupo de amigos de Jesús allí cantaba rock pop y balada, en el año 1981 comienzo con la Gaita Grupo Éxodo, fue un periodo de enamoramiento de la música. Cantando en el grupo empezamos asistir a eventos particulares y comenzamos a ganar dinero por nuestro trabajo.

¿Compones?
Poco, cosas sencillas que expresen amor, compromiso, alegría, fe, valores que dicen lo bueno que es vivir.

¿Qué herramienta utilizas para componer?
Guitarra, piano, cuatro, o solo se me ocurre una melodía o una frase que impulsa toda la composición, a veces varios instrumentos y personas hacemos un tema porque el momento lo inspira. Casi todas mis composiciones comienzan con el ritmo balada pop, después las transformo en otro ritmo.

¿En quién te inspira para componer?
En el amor.

¿Qué es para ti tu familia?
Es VIDA, unión, amor, entendimiento, lazos fuertes, entrega, construcción, moral, apoyo, comunicación, religión, respeto y camino.

¿Te haz presentado en varios escenarios, cuál de ellos ha marcado tu carrera?
Todos los escenarios han sido muy satisfactorios, una gran tarima, en el barrio, o en un colegio. La experiencia en los colegios es única, los niños son como una esponja absorben la música y se entregan con una libertad pura.

En las grandes tarimas como el Suena Caracas, Mata de Coco, el Poliedro de Caracas y el Teresa Carreño hay mucho público, en esos escenarios muestro lo excelente que es ser artista y trato de llevar un trabajo impecable, es emocionante estar ante una gran masa dando atención a lo que cantas, aun así prefiero cantarle a los niños.

¿Tu género de música favorito?
Gaita, salsa, llanera, tambor, calipso son mis favoritos.

En vista de la variedad en sus géneros, ¿Qué nos puedes comentar del “Calipso”?

Lo llevo en la sangre, sus acordes y percusión son únicos, con sus personajes y danzas tan particulares muestran lo colorido de mi Guayana unida a las raíces caribeñas, se me hace fácil interpretarlo y componer, fluye natural.

¿Metas a futuro?
Como cantante y compositor no tengo ambición de mostrar ni lograr nada distinto de sentir la música y transmitirla las emociones a quien la escucha.

¿Cuáles son los planes musicales para finales de año?
Tengo bastante trabajo con la gaita y la salsa, esto no me permite hacer planes particulares. En mi familia los ensayos del calipso son fuertes para el grito de carnaval, me dejo envolver de ese ambiente festivo.

¿Cuáles son los valores que identifican a sus canciones?
Amor, cariño, unión.

¿Quiénes fueron sus influencias en el mundo de la música?
Jesús Sevillano, Simón Díaz, Ricardo Aguirre, Roberto Carlos, Nelsón Ned, Billo frometa, Freddy Mercury, Beatles, Luciano Pavarotti, La Negra Isidora, Serenata Guayanesa, Bee Gees, Michael Jackson.

¿Un mensaje a los jóvenes venezolanos?
Sigan su corazón, estudien, hagan deporte, amen, tengan familia, pero vivan la música.

¿Tus redes sociales?
Twitter e instagram: @oziebaez
Facebook: Oswaldo Baez

Por último, ¿Qué te gusta de ser compositor?
Dejar tu vida en la letra, en la frase, en la melodía, en la forma de cantarla. Por la composición me conocerán y no me refiero a obtener la fama, sino como persona.

MIPPCI/DGRSPNI/Yorkis Díaz