articulosdetalle

La voz del Padre Cantor está viva en el alma del pueblo

“Yo he sembrado en tierras buenas, si a mí me pasa algo, entonces recoge la siembra”, era la respuesta de Alí Primera, cuando las personas de su entorno le sugerían que buscara un lugar más seguro por los atentados que había sufrido. Hoy estaría cumpliendo 71 años de edad, pero su poesía hecha canto, sigue intensamente viva.

Por ese mensaje, a través de su voz, en varias partes de la nación se está conmemorando esta fecha, cuando un 31 de octubre de 1941 en la ciudad de Coro, estado Falcón, nació un revolucionario que se convertiría en el Cantor del Pueblo.

En el camino inició la batalla por defender sus ideas mediante movimientos musicales que llevaban los nombres de la canción necesaria, solidaria y bolivariana, en el que lo acompañaron importantes artistas y cultores como Simón Díaz, María Teresa Chacín, Serenata Guayanesa, el Grupo Ahora, Lilia Vera, La Chiche Manaure, entre otros. Internacionalmente, también compartió con Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Mercedes Sosa, Gabino Palomares, los hermanos Godoy y muchos más.

En Venezuela pudo grabar 11 discos, dos clandestinos, cuando estuvo en la guerrilla urbana y en el Partido Comunista de Venezuela. Asimismo dejó producciones en países como Chile, Argentina, Rusia e Italia. “Él era un políglota, hablaba todos los idiomas y con bastante soltura. Era un hombre que sabía lo que significaba cada lucha de cada pueblo y la sentía”, dijo Sol Musset, viuda del cantautor.

Musset aprovechó para reflexionar sobre su legado. “Él nos dejó herencia de amor, ternura, respeto y lo más grande fue amar a esta Patria. La canción de Alí es una herramienta para continuar la tarea de sacar adelante este país, con conciencia, dignidad y altura”.

Cultor de la Revolución

Musset, como madre de sus hijos y compañera de batalla por el despertar de conciencias, también destacó que Alí Primera, además de ser un militante político, marxista y comunista, “como padre de familia le dejó a sus hijos unas herramientas importantísimas dentro de su canción. Muchos jóvenes conocen y practican la palabra de Alí, que sigue siendo culturalmente una fuerza inspiradora para que continúen luchando por esta Patria”.

En este sentido, manifestó que “afortunadamente nos llegó un buen hombre como el Comandante Hugo Chávez, quien quiso continuar la canción de Alí y la entonó bien bonita y engrandecedora. Espero que los compañeros que están encargados de seguir esta tarea del Comandante sepan también respetar, conocer, andar y levantar en alto esta bandera”.

Por su parte, su sobrino Alí Alejandro Primera subrayó que en este momento de coyuntura, donde la Patria está siendo objeto de agresiones por parte de la oposición, “adquiere una relevancia mayor este natalicio de nuestro Alí, en un contexto que exige que estemos pegados a su legado y su mensaje, aunado a la celebración del 30 aniversario de esa canción bolivariana que una vez Alí lideró con ese ideario socialista”.

Expresó que sigue siendo recordado como el “cantor mayor, y más aun cuando tenemos lacerada la herida de la reciente pérdida de nuestro Comandante Eterno. La canción de Alí tal vez es aliciente para que ese legado del Comandante Chávez siga incrustándose en el corazón, en el alma y en toda nuestra conducta cotidiana”.

Finalmente, su hijo, Sandino Primera apuntó que “hay algo que es mucho más fuerte que nos moviliza a encontrarnos hoy: es que él hizo visible una idea diferente. La idea que promovía la liberación del ser humano”.

Celebración Familiar

En el barrio Alí Primera, situado en la península de Paraguaná, estado Falcón, su familia celebra hoy con una vigilia y repartición de juguetes en la actividad denominada Mil juguetes para mil niños paraguaneros, la cual conservan desde hace más de 26 años. Habrá objetos construidos por un grupo de jugueteros que están trabajando con la madera reciclada, según explicó Sandino Primera.

Fuente: Portal Web Diario CCS/Cristal Colmenares.